Invitación a orar por México y las elecciones presidenciales 2012

¡Saludos y bendiciones!

Queridos Hermanos:

Este próximo domingo se cierran las campañas de los candidatos que contenderán por la Presidencia de la República y por los diferentes mandos del Gobierno. La parte política e informática ha terminado, ahora hay que dar lugar a Dios para que sea él quien nos ayude a elegir a nuestros gobernantes.

Por ello, quiero invitarte a que te unas a un AYUNO NACIONAL para pedirle a Dios que se manifieste en las urnas su voluntad y que venga su Reino.

El ayuno ha sido un instrumento muy poderoso en el pueblo de Dios para poder vencer todos los obstáculos y que se manifieste la gloria de Dios en el pueblo. En tiempos de la reina Ester, el pueblo, que estaba condenado a muerte por el Rey debido a la mala información y perversidad de Amán, ayunó por tres días (Est 4, 16) y Dios cambió el corazón del rey y la historia se transformó de muerte en vida. El pueblo de Dios se gozó y pudo mantener su libertad.

En el libro de los Jueces (Jue 20, 26) vemos cómo el pueblo ayunó un día y pudieron salir victoriosos en la batalla. Lo mismo ocurrió en diferentes batallas y, en todas ellas, después de ayunar, el Señor les dio la victoria y así manifestó su gloria.

Finalmente, vemos el poder del ayuno prolongado con el cual Jesús fue capaz de vencer las tentaciones del demonio y salir victorioso, para continuar su misión de establecer el Reino (Lc 4, 1-13).

Hermanos, hemos separado la vida espiritual de nuestra vida social y esta es la causa de todos los males que hoy nos aquejan. Por ello, los invito a que nos unamos todos en una semana de oración y ayuno, para pedirle al Señor que nos dé un Gobernante conforme a su corazón.

Te invito a que el próximo viernes 29 de Junio te unas en oración y ayuno para que se manifieste el poder de Dios en nuestra elección.

Te pido que la ores cuantas veces puedas durante toda la semana y que la unas a la fuerza poderosa de la oración. Yo estoy el seguro que Señor hará el milagro para nosotros si nos mantenemos fieles a Dios y lo buscamos de todo corazón.

Yo creo que si TODO México ora y ayuna, Dios dará a cada uno de nosotros la conciencia de emitir nuestro voto sabiamente. Nadie puede quedarse sin ir a votar. Es un deber ciudadano y una obligación cristiana. No votar es un pecado de injusticia.

Oremos para que Dios nos indique a quien ha elegido El para que gobierne a nuestro amado país.

Ayúdanos pasando esta invitación. Necesitamos unirnos los 112 millones de mexicanos. Envía esta invitación a todos tus contactos.

Si tú no eres mexicano, ayúdanos también intercediendo por nosotros para que Dios nos favorezca. Únete tú también a nuestra oración este viernes 29 de junio.

Los candidatos ya hicieron su trabajo, Dios hará el suyo si nosotros lo invocamos de corazón y, llenos de esperanza en un México libre, le pedimos que, a través de nosotros, manifieste su voluntad. Salgamos a las urnas a votar este próximo 1 de julio.

Te invito a que antes de votar, cuando llegues a la casilla y te den las boletas, haz una pequeña oración en silencio, y posteriormente, emite tu voto.

Que Dios te acompañe en esta semana y nos ayude con su poder para tener un Gobernante que tenga un corazón semejante al suyo.

Todo por Jesús y para Jesús.

ORACIÓN PARA PEDIR POR UN GOBERNANTE

Señor, tú conoces bien nuestras necesidades y todas las aflicciones de nuestra vida moderna. Tú conoces el corazón de quienes nos han de gobernar. Por ello, te pedimos, con gran humildad y con todo nuestro corazón, que nos des un Gobernante según tu corazón.

Señor, danos un Gobernante que te obedezca y que te sea fiel en todo momento, como Moisés. Que genere leyes que permitan que se establezca tu Reino, un Reino de justicia y de paz. Que tenga una fe tan grande como para hacer que se abran no sólo los mares, sino los corazones; que pueda hacer brotar de la roca de la injusticia el agua viva de la caridad, de manera que no falte nada a nadie, así los que poco tienen no les faltará y los que mucho tienen no les sobrará.

Señor, danos un Gobernante que nos gobierne como Samuel. Un Gobernante que tenga intimidad contigo, que te conozca y respete. Que pueda conducir al pueblo en esta etapa tan importante por la que pasa la humanidad, una etapa de transición hacia un mundo cibernético y tecnologizado, que corre el peligro del individualismo y la alienación. De un mundo que se encierra en sí mismo y no ve más allá de lo material. Danos un Gobernante que nos ayude a volver a centrar nuestros ojos en lo espiritual, en lo trascendente, en lo eterno.

Danos, Señor, un Gobernante que te ame por sobre todas las cosas y que sea valiente para pelear tus batallas como lo hizo David. Que tenga tu fuerza y tu Espíritu para guiar al pueblo y establecer la paz. Que tenga un corazón humilde para que confíe sólo en ti. Un Gobernante como David, que ame profundamente a tu pueblo y que, aun en situaciones difíciles, sepa conservar la fe.

Danos, Señor, un Gobernante como Salomón, que tenga sabiduría y juicio para conducir a tu pueblo. Que con su sabiduría lleve a nuestro pueblo a gozar, como en tiempos de Salomón, de bienestar económico y de progreso, de tal suerte que hasta las naciones lejanas se admiren de lo que tú has hecho a través de un Gobernante tan sabio.

Danos, Señor, un Gobernante como Nehemías, que nos ayude a reconstruir nuestro país, hoy devastado por la inseguridad y el egoísmo de muchos de nosotros.

Finalmente, danos un Gobernante como Josue, que nos impulse a combatir a los enemigos del pueblo: La injusticia, la pasividad, la corrupción, el abuso. Que nos conduzca en esta guerra contra nuestras pasiones y restablezca la soberanía de tu amor entre nosotros. Que podamos desterrar de nosotros el materialismo que nos destruye para poder volver a ponerte al centro de nuestras vidas.

Señor, hoy más que nunca necesitamos de tu ayuda. Guía por medio de tu Espíritu Santo nuestro corazón y ayúdanos a elegir conforme a tu voluntad. Nos abrimos a tu amor para que seas tú quien elija, a través de nosotros, a la persona que nos guiará y nos ayudará a construir tu Reino aquí en nuestro amado país.

Escucha a tu pueblo, Señor, te lo pedimos, por la intercesión de nuestro Señor Jesucristo, quien nos prometió su asistencia en nuestros momentos más importantes.

Por Cristo Jesus te lo pedimos, Amén.

Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos
entonces yo oire desde los cielos, y perdonare sus pecados, y sanare su tierra.

2°Cronicas 7:14

¿Te gusta este post? ¡Qué tal una propina con Bitcoins!

1E4gVJTHu2PTMBNZ2DRkamSGdcRBDBoz3r

Si disfrutaste leyendo este post o te fue útil, por favor considera ofrecerme una propina con Bitcoins. Si quieres saber más sobre qué es el Bitcoin por favor visita elbitcoin.com o en Inglés weusecoins.com.

Esta entrada fue publicada en Disfrutando a Cristo, México Lindo y tranza, Oraciones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA

*