Un tiempo de angustia

Socórreme Señor, estoy en angustia. Mi alma esta abatida hasta el polvo por esta constante angustia. Mi cuerpo esta molido hasta los huesos y no queda en mis ojos mas brillo y emoción. Ayúdame, que no puedo mas, que mis fuerzas se agotaron y no queda en mí nada mas para luchar. De día y
Read More »